Unesco resalta el valor del libro como elemento fundamental para promover la paz

Unesco resalta el valor del libro como elemento fundamental para promover la paz

Campus Internacional de Inteligencia y Pericia CIIP – Informa

La Unesco el pasado 23 de abril resalto en su sede de la capital francesa la importancia del libro como un instrumento eficaz para promover el diálogo entre las personas y las comunidades, combatir la pobreza y consolidar la paz.
En ocasión de la Jornada Mundial del Libro y los Derechos de Autor, la directora general de la organización, Irina Bokova, aseguró en un mensaje que la historia de la palabra escrita está implícita en las raíces de la existencia humana.
Agregó la directora de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, que en un mundo en mutación por la aparición de las tecnologías digitales, surgen nuevos retos para impulsar la lectura en todos sus soportes.
La Directora General, recalco la importancia de los textos en los cuales se expresa la creatividad del hombre y el deseo de intercambiar ideas y conocimientos, así como promover la comprensión y la tolerancia,La Unesco, precisó, está a la cabeza en los debates sobre estos cambios y propone soluciones innovadoras para resguardar la riqueza cultural y conseguir su más amplia difusión.
En 2001 a iniciativa de la UNESCO, se nombró a Madrid Capital Mundial del Libro. Desde entonces cada 23 de abril, diferentes ciudades del mundo han ido acogiendo este honor, realizan durante el año diferentes actividades culturales relacionadas con los libros. En 2002 ocupó el puesto Alejandría, Nueva Delhi en 2003, Amberes en 2004, Montreal en 2005, Turín en 2006, Bogotá en 2007, Ámsterdam en 2008, Beirut en 2009, Liubliana en 2010, Buenos Aires en 2011, Ereván en 2012, Bangkok en 2013 y Port Harcourt en 2014.
Otras iniciativas en honor a la importancia del libro se desarrolalan a lo largo y ancho de nuestra planeta:
En Perú se convocó un «truequetón», una jornada para intercambiar libros «en una transacción libre y no monetaria», mientras en El Salvador se realizó una «liberación» de libros en lugares públicos y en La Paz se obsequiaron volúmenes de bolsillo a quienes viajaran en el sistema de transporte municipal «PumaKatari».
Rosas, como es tradicional, fue el obsequio con que se encontraban los catalanes al comprar un libro, aunque este año la novedad estuvo en la moda las autofotos ya que los lectores llegaban con sus teléfonos móviles dispuestos a inmortalizarse con su autor favorito.
Y hasta en los países en los que este Día del Libro no tiene tanta repercusión, hubo actos especiales.
Como en Alemania, donde en esta jornada se regalaron 200.000 libros por la calle, y se puso en marcha la iniciativa «Amigos de la lectura», que posibilita que miles de personas regalen obras a sus amigos con el objetivo de «infectarlos» con el virus de la pasión por leer.
Otros países, como Bélgica, se preocupan por la lectura durante todo el año y los amantes de la literatura cuentan incluso con una «Ciudad del Libro»: la pequeña localidad de Radu, en la región de Valonia (sur del país), de apenas 400 habitantes y con 17 librerías.
También se repitieron iniciativas más institucionales, como en Italia, donde hoy comenzó «El mayo de los libros», cuarta edición de una campaña nacional de promoción de la lectura, o las ferias que se repiten en todos los rincones del mundo.

2014/04/23, Fuente: Gabinete de Prensa
Los comentarios están cerrados