Las 6 estrategias de la Unesco para solucionar la crisis mundial de educación

Las 6 estrategias de la Unesco para solucionar la crisis mundial de educación

CIIP Informa – División de Gerencia y Servicios Generales
11º Informe del Seguimiento Global de la Educación para Todos.

El pasado miércoles 29 de enero, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) presentó el 11º Informe del Seguimiento Global de la Educación para Todos. En él se detallan cuáles son las propuestas de dicha organización para mejorar el sistema de enseñanza de la actualidad.
Entre la metas de los países participantes estaban, por ejemplo, expandir los programas y cuidados de la primera infancia y promover el acceso de todos los niños a la educación primaria gratuita y de calidad.
Según los especialistas, es imprescindible que exista una cooperación entre gobierno y profesores para comenzar un camino que conduzca a la solución de la crisis educacional

  1. Pensar en planes de carrera
    En muchos países, el número de profesores ha ido disminuyendo cada vez más, y de acuerdo con los especialistas, en 2030 serán necesarios más de 1 millón de profesores de educación secundaria. Esto implicaría una baja oferta de docentes, la cual podría llegar a ser solucionada mejorando las condiciones para que más personas se interesen por la profesión.

    De acuerdo con la Unesco, es tarea de los gobiernos invertir en la formación de los buenos profesionales y ofrecer estímulos financieros y de carrera para atraer cada vez más personas a esta área.
  2. Llevar profesores a las zonas distantes
    Uno de los principales problemas que debe enfrentar la educación actual es la dificultad que existe para conseguir docentes en zonas remotas. Éstas se caracterizan por tener una mala infraestructura y pésimas condiciones de trabajo.Para que la educación alcance esas regiones es esencial que el gobierno ofrezca planes de incentivo, tales como bonificaciones salariales y vivienda, además de estimular la formación de profesores locales.
  3. Capacitar profesores para que ellos puedan entender las necesidades de los alumnos.
    Cada grupo de alumnos posee necesidades diferentes, y es trabajo del profesor poder identificarlas. Por eso es imprescindible saber cuál es la mejor forma de comunicarse para que pueda hacerse entender con facilidad y saber hablar todos los idiomas locales de la región donde enseñará.

    Otro punto importante es que los educadores consigan identificar con facilidad los alumnos que tienen dificultades de aprendizaje, a fin de crear soluciones individuales para cada problema.
  4. Capacitación constante
    La capacitación de los profesores no debe acontecer solamente cuando ellos asuman sus puestos, sino durante todo el ejercicio del magisterio. La capacitación debe involucrar habilidades prácticas y métodos de educación para niños de zonas remotas.
  5. Cambios curriculares
    Los profesores precisan de planes de estudios más flexibles, que se adapten a las necesidades de los alumnos de bajos recursos. Los nuevos métodos no deben servir solamente para mejorar el aprendizaje, sino también para disminuir las disparidades educacionales, hacer que todos los estudiantes sean capaces de aprender los mismos contenidos y estimular actividades extracurriculares que los enriquezcan.
  6. Tener un mejor control en cuanto al número de profesores
    Para mejorar la educación es necesario también que el gobierno sepa cuántos y de qué forma están distribuidos los profesores de cada país. De esta manera, es posible colectar números anuales y crear estrategias para solucionar posibles problemas, además de crear mapas que muestren las necesidades de cada región, y así expandir efectivamente la educación a toda la población.

2014/02/04 Fuente: Unesco – autor: Universia Colombia

Los comentarios están cerrados